Wonder Woman por Tom Monroe. Temporada 2, Episodio 13.

Episodio 13: SUPERHEROES. Final.


Ser fugitivos por el aire es quizás la experiencia límite de persecución; no hay pues, lugar donde subir ni bajar ni entrar; se está del todo expuesto para ser derribado. Por eso Jason, al advertir en su pantalla la cercanía de las naves caza –mucho más veloces y poderosas que su avión- comunica a todos los pasajeros que se preparen que el final está pronto. Sorprendentemente, los familiares de los soldados no gritan, no se desesperan, simplemente se aprietan las manos entre ellos se abrazan y se miran en silencio esperando el momento. Cuando el misil alcanza una de las alas, el avión pierde el equilibrio y comienza a girar bruscamente, dentro del mismo, ahora sí se escuchan los gritos por la sensación espantosa que viven. A pesar de que Mark Jason recupera el control y lo estabiliza el daño que ha sufrido lo lleva en picada hacia el suelo. 

En medio de los gritos se calman, donde solo se escucha el viento que roza por el derrumbe Lynsay, abrazada a su sobrina, mira por la ventanilla y siente el desconsuelo de la culpa: sabe más que nadie cuánto ha colaborado para que hayan llegado a esa situación. Entonces, sus ojos se abren asombrados cuando tras un golpe que parece rodear el avión, observa, otra vez por la ventanilla, una cuerda que brilla que cursa firme por el vidrio. 

Títulos

El avión invisible, después de una orden de Diana acompaña con fuerza y precisión la carga que lleva para no desgarrarla en pedazos: la nave herida de los fugitivos, que ha sido rodeada por el lazo dorado, va frenando su caída muy lentamente al mismo tiempo que comienza a enderezarse. En una operación arriesgada, el avión de la princesa arrastra su cargamento hacia la costa y, deslizándose luego por la superficie del agua, lo hace aterrizar en el mar. Mientras Mark Jason abre la compuerta del avión que descansa sobre la superficie, adentro del mismo, Etta calma a los pasajeros que ya saben que la Mujer Maravilla los ha salvado. 

El avión de la princesa también se balancea en el mar mientras su dueña recoge el lazo; Lyndsay mira por la ventanilla y no sólo le intriga la figura de la amazona sino que también le resulta familiar. Un día llegó a verla de lejos en la Mansión Trevor, pero ahora, con la cercanía, le parece conocida de antes.  El pasajero del asiento de en frente, que escucha su pensamiento en voz alta le presta los binoculares que lleva, y cuando Lynsay logra enfocarlos hacia Diana, su cara se transforma y deja caer sus manos en la falda que todavía sostienen los aparatos.

En la base militar, mientras  los hombres de Circe se han hecho con el control, Steve y Andros -todavía escondidos- observan el operativo traslado que se está realizando con los pasajeros: en filas son conducidos por sus mismos compañeros controlados por los sckrells, hasta el convoy que los llevará al lugar donde los espera la nave. Todo debe realizarse con la máxima prisa, Circe sabe que cuenta con poco tiempo: en primer lugar el antídoto del cuerpo humano hará su efecto y ya no tendrá el dominio sobre ellos; pero además, sabe que un grupo de sckrells la ha traicionado y en estos momentos comienza a abandonar la atmósfera terrestre; asunto para el cual ya se encuentra preparada. 

-¿Estás seguro que puedes con Circe?-pregunta Andros a Steve mientras se asoma entre inclinado sobre dos vehículos militares.

-Sé que este puñado de hombres es muy poco, pero no veo otra salida-contesta Steve mientras echa un vistazo a un pequeño grupo de rebeldes que se refugian junto a ellos. 

Después que Andros se incorpora y se desvanece en el aire, Steve da la señal y  los jeeps salen hacia la cabina del convoy que aloja a los prisioneros. Los primeros disparos de los guardias son certeros, y necesitan ser realmente evitados con habilidad, sin embargo, a medida que avanza el enfrentamiento, el veneno de los sckrells va perdiendo efecto con los que los hombres experimentan cierta confusión. 

Circe gira su cabeza después que oye el estruendo de proyectiles y se encamina hacia la zona; al encontrarse con ese foco de insurrección, no duda en extender su brazo para barrerlos con su energía: la misma energía que los visitantes le han confiado para que los ayude en sus planes de dominio. Sin embargo, en esos instantes, Steve ya se encuentra preparado y dispara a sus espadas, un obús que sale potente a su encuentro. 

Cuando Helena lo advierte, interrumpe su ofensiva para defenderse de lo que viene; y no alcanza a extender su mano cuando descubre que otro proyectil exactamente igual se encamina hacia ella desde la dirección opuesta. Con las manos a los costados detiene ambos disparos al mismo tiempo, pero Steve, aparece por detrás y  le dispara entonces por la espalda. La bala acierta en el centro de la columna y ella cae el suelo inmediatamente.

En la nave madre, Andros irrumpe en la bóveda principal y queda en medio de las criaturas que intentan escapar; en el acto toca su pecho y un luz cegadora parece destrozar primero los ojos de los sckrells para luego arrojarlos al suelo; sin embargos estos parásitos contaban con una eventual irrupción de un miembro del consejo y por ello sueltan al Sardok que tienen preparado. La criatura despliega sus armas contra Andros que en vano intenta detenerla, pues la velocidad y la fortaleza comienzan a quebrar sus defensas.

Las fibras nerviosas de la columna se rearman como por magia, y los ojos de Circe cobran otra vez vitalidad con el violeta característico de la energía que porta. Entonces, ya incorporada, se vuelve contra Steve que ha quedado en frente con el arma en la mano. El odio se le agolpa a Circe en el rostro y dirige sus manos hacia el Coronel que contempla su final inminente. Pero cuando el flujo de energía sale disparado no puede dar en el blanco: un latigazo dorado ha retirado a Steve del lugar. El lazo de Diana, en efecto, lo ha recogido como un rayo brillante para ponerlo en lugar seguro. Circe indignada apunta ahora contra la amazona que se prepara con sus brazaletes para recibir el impacto.

Cuánto fue el tiempo que la princesa amazónica estuvo inconsciente es algo que no se supo, pudieron ser segundos, pero el punto es que fue lo suficiente como para que una sucesión de imágenes cuidadosamente seleccionadas por el capricho de la memoria acudieran a su mente: la frescura de las cascadas de su Isla, el olor de la fruta siempre fresca que suspende de los árboles, la risa de sus hermanas, su niñez imperturbable, el océano indefinido; todo interrumpido por el mundo del hombre, un lugar lleno de odio, desconfianza y sobre todo egoísmo. Después vendría los rostros de Cheeta, el doctor Psycho, Lyndsay y finalmente el de Helena Circe que la trajo otra vez al presente. 

Circe la contempla incrustada en el portón de un hangar y se dispone a disparar nuevamente, pero Diana ya se ha incorporado y sabe que no puede volver a frenar ese drenaje de energía con sus brazaletes; ellos lo resistirían, pero no sus brazos y piernas. En unos instantes piensa: “la energía se combate con energía”, y recuerda entonces la fuente poderosa de la que ella misma depende. 

Así, para cuando la detonación se sucede, ella ya gira sobre sí y un estallido fulgurante acude a todo su cuerpo rechazando al mismo tiempo la descarga de Circe, que inmediatamente se blinda en escudo invisible que la protege. Para entonces la rabia de Diana ha alcanzado su punto, se quita la tiara y la arroja con toda la fuerza de que es capaz. Como un disco afilado, imperceptible al ojo humano, la joya dorada vuela hacia el campo blindado que Helena mantiene con sus manos, y cuando llega lo atraviesa haciéndolo estallar en pedazos. Todavía Circe no se recupera del golpe cuando un latigazo luminoso la envuelve y la obliga a detenerse.

Andros se encarga en el más conservado secreto de transportar a los sckrells prisioneros a su nave. La operación la contemplan sólo un puñado de jerarcas mundiales y un grupo de hombres que vigilan. Entre ellos, naturalmente Diana y Steve observan el traslado.

-Mi mundo te estará siempre agradecido Andros- le comenta Diana mientras se alejan solos caminando por el bosque bajo la mirada de Steve que los observa.

-Supongo que el Consejo también lo estará contigo, pienso que desde ahora sabrán que sus decisiones no son siempre acertadas-agrega Andros mientras le recoge un mechón de pelo de la cara de la amazona.

-No entiendo que te hizo convertir este asunto en algo tan personal- pregunta Diana para enseguida agregar-Saltar las convenciones con las que uno crecido no es algo fortuito, sé que siempre tiene una causa y que esa causa cuando la persona es noble responde a algo más grande que una sola persona.

-Quizás la humanidad misma y la Esperanza que albergan por encima de todo este universo-responde Andros para luego soltar: ¡Ven conmigo Princesa!

-No puedo Andros, estoy comprometida con la Tierra, con mi gente y con mi destino.

-Como te he dicho: he visitado planetas con ocho lunas que hacen ver el cielo como una corona enjoyada, te verías bellísima bajo ese firmamento-le dice mientras le toca la tiara que brilla por el sol que cae en la tarde- Pero tienes razón, acá te necesitan. Cuando el Sardok apareció en la nave de los invasores pensé que era el final, pero entonces un joven vestido de azul y rojo atravesó la puerta de metal y acabó con la criatura en poco tiempo. Más tarde hablé con él y me dijo que acababa de llegar de un pequeño poblado llamado Smallville y que intentaba encontrar su lugar en el mundo. 

Estoy convencido que existen otros como él, como tú, y sé también que en algún momento alguien los reunirá. Sin duda alguna te necesitarán princesa.- le expresa Andros mientras su imagen se diluye en el aire.

Steve visita a Lyndsay en prisión y le promete que hará todo lo posible para sacarla, que no puede olvidar que el hijo que lleva en su vientre es su hijo. Ella le agradece la proposición y con lágrimas en los ojos le pide perdón; luego le pregunta el  porqué del traje de fiesta que lleva.

-Etta y Mark se casan hoy-le contesta

-Steve, no vayas sólo, lleva a Diana contigo- le responde Lyndsay.

-Allí estará seguramente, pero no irá conmigo; han ocurrido demasiadas cosas y Diana no es alguien que puede lidiar con la falta de integridad.

-Lo sé- manifiesta Lyndsay mientras se pierde con la mirada.

El verde del parque de la mansión Trevor brilla intenso por el sol del mediodía; los arreglos florales recorren el camino hasta un altar improvisado que se erige al borde de la pequeña laguna. Pocos invitados son los que presencian la boda que se celebra. El sacerdote termina de dar la bendición e invita a los esposos a darse el primer beso de casados; que en medio de aplausos discretos se encuentran con la mirada.

Steve se acerca a Diana y elogia su presencia: lleva un vestido de flores estampadas, el pelo recogido y los característicos anteojos que en nada desmerecen su mirada. 

-Iré unos días a casa y luego regresaré para continuar con mi trabajo-le contesta Diana a la pregunta que Steve le formula sobre su futuro.

-Podría acompañarte si tú me dejaras-le sugiere Steve

-Ya habrá alguna oportunidad, ahora prefiero viajar sola-le responde Diana para luego retirarse ante la mirada de algunos invitados que han quedado subyugados por su altura y su elegancia.

Mark Jason se acerca a Steve y le pregunta:

- Entonces, ¿vas a probar el nuevo avión?


-Efectivamente, lo volaré esta misma tarde.



FIN.

Gracias de corazón a todos los que me acompañaron. Aunque no los conozco, se que un mismo sentimiento hacia la Mujer Maravilla nos une. Y, en algún sentido, eso me basta.

Tom Monroe.


Nos Vemos Pronto :)

Irán Castillo - Wonder Woman

Hola, les comparto el vídeo de la participación de Iran Castillo que es una guapa actriz Mexicana, en la tercera gala de un programa de Tv, que es una competencia de baile, y la comparto porque participo con un disfraz de La Mujer Maravilla, ademas de que es muy guapa y bailo muy bien... a ella la acompaña Telesforo (que en realidad no se quien es) en su presentación, pero hace un extraordinario equipo con ella :)

Les actualizo esta publicación con unas fotografías de ella y su compañero en esta presentación...

video
 









Y para terminar una foto de ella solita, ¡Es hermosa!...


Fuentes: https://www.facebook.com/IranCastillo?fref=ts
             https://twitter.com/IranCastilloCom
             http://www.dailymotion.com/video/x1u8a8o_iran-castillo-gala-3-bailando-por-un-sueno-2014_shortfilms
Nos Vemos :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogger Wordpress Gadgets